Manifiesto de las nubes

-

Creemos que las nubes reciben un trato injusto y que la vida sería infinitamente pobre sin ellas.

Pensamos que las nubes son la poesía de la naturaleza y el más igualitario de sus despliegues, ya que todo el mundo cuenta con una estupenda vista de ellas.

Nos comprometemos a luchar contra la obsesión por los cielos azules allí donde la encontremos. La vida sería muy aburrida si día tras día tuviésemos que alzar los ojos hacia una monotonía sin nubes.

Pretendemos recordarle a la gente que las nubes son expresiones de los cambios de humor de la atmósfera y que pueden interpretarse como las del rostro de una persona.

Creemos que las nubes son para soñadores y que su contemplación beneficia el alma. De hecho, los que piensen en las formas que ven en ellas se ahorrarán las facturas del psicoanalista.

Así pues, declaramos ante todo aquel que quiera escuchar: Alza la vista, maravíllate ante su efímera belleza y vive la vida con la cabeza en las nubes.

-

Guía del Observador de Nubes, Gavin Pretor-Pinney (fundador de la Cloud Appreciation Society). Editorial Salamandra, 2007.

(La imagen es un detalle de la Vista de Haarlem, de Jacob Van Ruysdael, ca. 1670)

About these ads

Acerca de Rrose

http://maquinariadelanube.wordpress.com/595/
Esta entrada fue publicada en Libros Cuadrados y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Manifiesto de las nubes

  1. Rrose dijo:

    Estos fueron los comentarios del artículo en su antigua ubicación:

    rrose dijo
    Este post se publicó originalmente el 28 de junio de 2008, pero misteriosamente ha desaparecido de entre los archivos de la maquinaria. No sé si me deshice de él por equivocación o si se trata de algún fallo técnico de La Coctelera, pero no me ha quedado más remedio de que re-publicarlo si quiero conservarlo de algún modo. Lo lamento sobre todo por el gran número de comentarios que tenía la entrada original, y que no son recuperables.
    Mis disculpas a los lectores por encontrarse de nuevo con un material que ya conocen, y mis disculpas a todos aquellos que dejaron allí su comentario. Les invito a dejarlo de nuevo.
    Saludos
    7 Noviembre 2009 | 12:59 AM

    ° Mirloniger ° dijo
    Si ya se había leído. Sin embargo hay textos que merecen leerse una y otra vez o que son dignos de recordarse…
    Gracias
    7 Noviembre 2009 | 01:54 AM

    arati dijo
    Era uno de mis enlaces preferidos, lo añado de nuevo a mis favoritos y seguiré regalándolo a los ojos ávidos.
    Abrazo
    7 Noviembre 2009 | 11:11 AM

    Dr Zito dijo
    Y gracias a las nubes que abundan tanto por aqui, cuando, por fin, el cielo amanece despejado, uno lo disfruta con un goce infinito.
    7 Noviembre 2009 | 11:43 AM

    ana dijo
    Cuando pueda te enseño los cielos de los cuadros de mi amigo Manu.
    8 Noviembre 2009 | 02:04 AM

    goulue dijo
    me ha recordado a… http://www.youtube.com/watch?v=5cMzj0mxKsU
    9 Noviembre 2009 | 02:08 PM

    Rr dijo
    Exacto, goulue, es mi momento preferido de la peli, pero ya no solo por las nubes en sí y por lo bien rodado que está, sino porque la revelación de ese momento es extrapolable casi a cualquier cosa. Ahora todo va demasiado rápido. Hay que mirar las cosas dos veces. O tres.
    Saludos ;)
    9 Noviembre 2009 | 03:28 PM

    eik dijo
    me quedo en babia mirando el cielo…
    en otoño aquí tenemos unas nubes de atardecer de antología, terribles amenazadoras, insolentes, hermosas
    La forma qe más me gusta ver en una nube
    es la de forma de Nube
    10 Noviembre 2009 | 07:27 PM

    Erika dijo
    Una vez contemplé una nube: era un enorme oso blanco con las patas alzadas, como si quisiera encaramarse a lo más alto de la sábana celeste. Vino la brisa y me lo apartó a un lado. Se me ocurrió la loca idea de que podía correr hacia donde se dirigía. La rechacé cuando empezó a metamorfosearse en una especie de cucaña. Yo tenía11 años y un diario de tapas rojas con un pequeño candado que me daba seguridad para escribir las cosas más secretas.
    ¿Cómo andas Rrose?
    14 Noviembre 2009 | 05:28 PM

    erikO dijo
    creo que nunca he visto formas en una nube
    ni creo que haya necesidad de ello
    las formas el vuelo y las metamorfosis de una nube de por sí ya son un espectáculo que pasma
    14 Noviembre 2009 | 05:39 PM

    Rr dijo
    Tirando, Erika, tirando. Esta última semana no ha habido ni una sola nube en el cielo, y ha sido desolador.
    15 Noviembre 2009 | 04:06 PM

    erika dijo
    Ese “tirando, Erika, tirando”, tan desolador por que no ha aparecido nube alguna en el agresivo cielo, casi me emociona. ¿Seremos de otros mundo Rrose?
    18 Noviembre 2009 | 10:28 PM

    rrose dijo
    Uffff… pero me temo que sí, que somos de este mundo.
    Mientras miramos las nubes el estómago -el “gaster”, como decían los griegos- ruge, y el sexo pide su carnada.
    Los griegos eran muy listos y ya sabían todo esto… ¿verdad?
    19 Noviembre 2009 | 09:04 PM

    Karina Beltrán dijo
    maravilloso!!!
    7 Diciembre 2009 | 12:19 PM

  2. Alan dijo:

    Ya han pasado 3 años desde la publicación de esta entrada.
    ¿Por qué no la leí antes?
    ¡Excelente publicación!
    “Maquinaria de la nube” hace mis días más amenos, gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s