Couceiro: Alfama Digital

Muchos de vosotros ya la conoceréis porque estuvo presente en la vieja maquinaria, pero no me resisto a traerla también aquí. Los collages digitales de Cristiana Couceiro son excelentes y si nos deleitan no es desde luego por alguna improbable referencia literaria o ideológica, sino porque apelan al encanto y la inocencia, aunque me temo que estos ingredientes conforman solo una parte de su propuesta. Nos gustan sus collages porque juegan con nuestra memoria, aunque se trate, por supuesto, de una memoria imposible. Esos rostros con aire como de familia de ultratiempo y ultramar, esas prendas y esos sombreros de época no le sirven a Cristiana para realizar un mero ejercicio de evocación, sino que provocan algo distinto, algo así como una velocidad de crucero, porque aquí lo viejo, lo antañón, los sombreros de hongo y los bastones vagamente aristocráticos son lanzados, proyectados hacia el presente con el resultado que ven, propiciando un viaje en el que a estos personajes se les han adherido los tatuajes de la era pop, de la serigrafía, del offset, y de la música electrónica.

Las imágenes de Cristiana son retro, son cool y son vintage, lo que les permite acoplarse, muy convenientemente, a un buen número de publicaciones de gran renombre, pero también son, y esto es lo más importante, extremadamente sólidas, sombrosamente sólidas, y están dotadas de un enorme magnetismo. No parece casual que fuera ella la elegida para diseñar el cartel anunciador de un documental en torno a la figura del prestigioso diseñador estadounidense Herbert Matter (1907-1984). Para la artista este modo suyo de entrelazar lo viejo y lo moderno no es una simple opción estética, sino que responde a una visión personal del papel que sus raíces culturales juegan en el ámbito del diseño actual:

Quiero ser como Greta Garbo. O un Ángel Azul, Marlene, Louise Brooks. Amalia, la cantante de Fado. Un look retro y un collage digital. Me gusta ir al rastro los sábados para coleccionar recuerdos. Feira da Ladra es como lo llamamos en Lisboa. Quiere decir Feria de la Ladrona, lo que es bastante divertido. Recolectar recuerdos de otras personas para construir uno nuevo. Me gusta jugar con las tijeras y el pegamento y el papel. Una piececita aquí y allá a través de las colinas de mi ciudad. Lisboa es vieja y nueva, vintage y moderna, decadente quizás, pero con una luz blanca y limpia. Lisboa es de una decadencia brillante. Está llena de pasado y sueños. De ahí es de donde nace la inspiración de mi trabajo.
Cristiana Couceiro, Revista Moloko+ nº 6, p. 4

Me temo, sin embargo, que nada de lo que la artista o yo mismo podamos decir añadiría mayor claridad a la sutileza y la contundencia de sus imágenes, pero sigo pensando que éstas tienen un fuerte sentido musical y que no hay nada que las defina mejor que un imposible sonoro: la mezcla de un fado trémulo y lleno de evocaciones y una sofisticada pieza de música eletrónica retro…

Página web de Cristiana Couceiro

Hue + Saturation (Blog de Cristiana)

Acerca de Rrose

https://maquinariadelanube.wordpress.com/595/
Esta entrada fue publicada en Arte y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s