El Aleph de Ramón: Inventario nº 17

Al igual que la fotografía que analizamos en el Inventario nº 15 esta otra instantánea tiene la particularidad de documentar un área del estampario que no se ha conservado, dado que, a excepción de algunos fragmentos aislados, las estampas fueron retiradas de las paredes de su domicilio una vez que hubo fallecido el escritor. Al vuelo he encontrado esta fotografía, y al vuelo ofrezco el resultado de mis inquisiciones…

(Nota: en la zona izquierda de la foto pueden ver el lateral derecho del biombo que ya analizamos en el Inventario nº 4, por lo que sería conveniente que desplazasen su atención al resto de la fotografía)

Guitarra y frutero, Juan Gris, 1926

Como español libre [Juan Gris] comenzó a tratar el cubismo por su cuenta y razón, y le salían cuadros fuera de la ley severa, pero con una expresividad conmovedora. Era como un naturalista de aquellos que llegaban a América, meticulosos y clasificadores, y en su inspiración científica de ser un Rotingen, desintegraba la expresión de las cosas y estudiaba la morfología de los fruteros. (…) Pinta compoteras y botelas de rhum sobre el tapete adamascado, y para alegrar el conjunto, una de esas pipas de yeso que, al grito de “!Traiga pipas nuevas!”, pedía Baudelaire en su café, y le eran servidas como tulipanes emergiendo de un vaso.

(Nuevos retratos contemporáneos, 1945)

Pallade che doma il centauro, Sandro Botticelli, 1482-1483

Cada maestro de la pintura crea una atmósfera que está en sus cuadros: la atmósfera de Fray Angélico, la de Botticelli, la del Tiziano, la del Greco, la de Velázquez, la de Goya, la de Solana. No es una cosa literaria que se añade a la pintura, sino una cosa que brota de esa superstición de colores, de esa técnica que se aprende en las academias y que provoca la atmósfera como una consecuencia impremeditada.

(El Greco: el visionario de la pintura, 1935)

Der Tod und die frau, Hans Baldung Grien, 1520-1525

La muerte es para el autor de Los muertos, las muertas, y otras fantasmagorías (1935), un tema capital. La obsesión con los esqueletos, las calaveras, y el raro e incomprensible trayecto de una a otra vida es proverbial en Ramón. Sin embargo, y sin temor a caer en contradicción, la muerte es también un tema vital para el madrileño. Me lo imagino mirando justo este cuadro de Grien, y anotando con su tinta roja:

Primero se es nudista y luego se es huesista.

Marcel Marceau durante una actuación en Londres, Chris Ware, 1978

Esta fotografía que ven no puede ser de ningún modo la que aparece en la zona central del fragmento de pared que nos ocupa, ya que al parecer data de 1978, y Ramón falleció en 1963. Sin embargo, convendrán conmigo en que que el parecido entre ambas imágenes es verdaderamente asombroso. Teniendo en cuenta que Marcel Marceau (1923-2007) inventó a Bip (el personaje que vemos en la fotografía) en 1947, es bastante probable que el mimo francés fuera fotografiado de un modo muy similar a lo largo de los años cuarenta, cincuenta, o sesenta.

Una mujer bañándose, Rembrandt Van Rijn, 1654
El buey desollado, Rembrandt Van Rijn, 1655

De Rembrandt a Ramón le llama especialmente la atención la paleta oscura de sus obras. “El énfasis magistral de Rembrandt oscurece toda la pintura y hace que algunos no le amemos porque encubre la ingenuidad de otros tiempos”, afirma en su monografía sobre Goya (1925). Tan misteriosos le parecen los oscuros fondos del pintor holandés que dedica a este asunto uno de los relatos de sus Caprichos (1925-1956):

LAS NEGRURAS DE REMBRANDT

Ha aparecido un experto en Rembrandt que ha penetrado en el secreto de sus fondos oscuros.

En esa afición al contraste con el negro en sus grandes cuadros había algo más que una propensión al claroscuro.

Se han encontrado en esas negruras del artista misterios de su pasión, sombras agazapadas de sus sueños, un fondo de aguafuerte de sus miedos.

En esa bituminosa y abrumadora recámara de sus cuadros estaba vibrando en la luz negra el destino de sus personajes y del mismo pintor.

En su Lección de Anatomía se asoman la muerte y su estado mayor sobre las personas que componen el cuadro, amparado el macabro grupo por el cortinado de negruras que paramenta el fondo

(Caprichos, 1925-1956)

Ludwig Van Beethoven, Ferdinand Schimon, 1819

Precisamente, una de las analogías más fértiles e incisivas es la que Ramón establece entre Goya y Beethoven. En su libro sobre el pintor hace referencia a un “Tríptico superlativo” de la modernidad integrado por “Beethoven – Goya – Poe”, y algunas páginas más allá concluye sin más que Goya es “el Beethoven de la pintura”. La comparación no carece de sentido: ambos creadores -auténticos genios en su respectivo oficio- comparten más de una circunstancia; en el plano más evidente la similitud en el gesto, la fisionomía (Ramón anota el cabello desordenado y las patillas a la moda de la época), pero también lo tormentoso de su temperamento, lo huraño de su carácter, la sordera que les afectó estando ya mediada su vida, y sobre todo el papel de transición que cumplen entre la estética del antiguo régimen y la modernidad incipiente de la que son precursores.

La Bohémienne endormie, Henri Rousseau, 1897

Si hay alguna cosa que podamos llamar “atmósfera poética” en una obra pictórica, desde luego se encuentra en estado puro en este lienzo del Aduanero. También Ramón acude a la luna en sus greguerías:

La luna es el ojo de buey del barco de la noche.

La luna es un banco de metáforas arruinado.

Solo el poeta tiene reloj de luna.

¿Qué esta haciendo en realidad la luna? La luna está tomando el sol.

El aguador de Sevilla, Diego Velázquez, 1620

Su Aguador de Sevilla es un poema de realismo jugoso, y el filósofo del agua –aguador por vocación profunda- vende su gran cáliz de limpísimo vidrio cargado de la limpísima agua de los aljibes de la jardinal Sevilla, solazándose los niños en la gran embriaguez que da el agua en el estío meridional. Esa magnífica copa de agua junto a los cántaros rezumantes significa mucho para el goce supremo. (…) ¡Dichosa edad la que cree en el agua! Velázquez, férvido por esa gran presencia del agua, va a partir de ahí hacia las mayores conquistas…

(Don Diego de Velázquez, 1943)

La Venus del espejo, Diego Velázquez, 1647-1651

En esa luz y en la habitación más reservada debe de pintar Velázquez por esa fecha La Venus del espejo, esa Venus admirable y patronímica que un día herirán en Londrés las sufragistas, como queriendo desgarrar el lienzo más grande del arte universal. La honestidad, que es el signo infaltado de Velázquez, me hace pensar, por la actitud, por el gesto, por no poderla identificar bajo ningún sesgo, que es su propia esposa la retratada y que quiere salvar para sí mismo el desnudo que le enamoró toda la vida. Cuando hace una sibila o destaca una mujer del pueblo en sus cuadros, es una mujer como su esposa o como su hija, y por eso nos puede quedar la sospecha de que el desnudo de La Venus del espejo sea el de su esposa, divagando por los pinceles, pero verdadero para su propio recuerdo por si su mujer desapareciera ¿Qué iba a tener el mal de ser público y mirado por todos? El arte eleva y depura la peacatería (sic) humana, y, además, ni en el espejo ni detrás del claro y menguante óvalo se puede saber quién pudo ser la dama.

(Don Diego de Velázquez, 1943)

Retrato de una mujer, también conocido como La Belle Ferronière, Leonardo da Vinci, ca. 1495-1499

…El desconocido, con una actitud solemne de experto y de médico forense, miraba todos los cuadros de la casa como si todos tuviesen un gran valor…

– ¿Y aquel cuadro?- preguntó, señalando una expresiva y brillante cabeza de mujer que desde tiempo de su bisabuela ocupaba aquella altura en la alcoba de la madre de Gustavo.

– Aquel cuadro- respondió Gustavo- no se sabe a quién representa; pero decía mi madre que lo veía tener una expresión tan viva a veces, que tenía que cerrar los ojos y volverse de espaldas a él.

– Pues yo le juraría que es un Leonardo… No he visto nunca incandescer la sonrisa de esa manera nada más que en los cuadros de Leonardo…

Gustavo fue a buscar la escalera y, alargando los brazos hacia lo alto, en las alturas de la habitación de techo muy alto, lo tomó en sus manos y lo bajó con cuidado. Cuando estuvo ya abajo y fue a dar el soplo que desempaña el primer polvo de los cuadros muy lejanos a los plumeros, se quedó muy sorprendido de verse en el fondo del cuadro. El mismo señor misterioso dio un grito, y los dos se quedaron suspensos frente a la evidencia: aquel retrato no era un retrato, era un espejo.

¿Pero qué mujer eternamente la misma y con el rostro real y perfecto recogía en su luna enfocada hacia lo alto?

Los dos hombres volvieron la cabeza en derredor, buscando el cuadro que podía haberse reflejado en el espejo. Ninguno. Aquella mujer perdida era algo inolvidable y de una fisonomía simpática y como iluminada…

(El incongruente, 1922)


Addenda

Desnudo recostado, Amedeo Modigliani, 1917
Venus con Cupido y perdiz, Tiziano, ca. 1550
Ángel de la guarda protegiendo a unos niños junto a un acantilado, postal de finales siglo XIX (es probable que Ramón lo extrajera de un calendario)
La Armonía o Las tres Gracias, Hans Baldung Grien, 1541-1544
La Virgen con el Niño y Santa Ana (detalle), Leonardo da Vinci, 1510-1513
Claude Renoir jugando, Pierre Auguste Renoir, 1905
Meditación de San Juan Bautista, El Bosco, 1489-1505

María Magdalena, Carlo Crivelli, ca. 1487

Dama tomando un baño (¿Diana de Poitiers?), François Clouet, c.1571

El Aleph de Ramón se en cuentra en constante revisión y se compone de las siguientes entregas:

Inventario nº 1 (con Palabras Preliminares)

Inventario nº 2

Inventario nº 3

Inventario nº 4

Inventario nº 5

Inventario nº 6

Inventario nº 7

Inventario nº 8

Inventario nº 9

Inventario nº 10

Inventario nº 11

Inventario nº 12

Inventario nº 13

Inventario nº 14

Inventario nº 15

Inventario nº 16

Inventario nº 17

Inventario nº 18

Inventario nº 19

El Aleph de Ramón en Facebook

Acerca de Rrose

https://maquinariadelanube.wordpress.com/595/
Esta entrada fue publicada en Arte, El Aleph de Ramón (Inventarios Ramonianos), Literatura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El Aleph de Ramón: Inventario nº 17

  1. Rrose dijo:

    Estos fueron los comentarios del artículo en su antigua ubicación:

    Roberto Amaba dijo
    Hola,
    Así de repente, arriba a la derecha el retrato de Beethoven por F. Schimon.
    A ver si miro con más calma otro rato, porque hay algún rostro en fotografía que no consigo confirmarlo.
    Un saludo.
    7 Junio 2009 | 10:07 PM

    arati dijo
    Yupiii!! Cuanto tiempo sin inventario! A la que tenga un rato me pongo con tres o cuatro cosas que me suenan.
    De entrada lo primero que he visto es una estampa clásica (esas litografías del XIX que se usaban en calendarios o como láminas para enmarcar) del Ángel de la Guarda:
    http://3.bp.blogspot.com/_UhZbZQaXXaw/RwLPkHeyBHI/AAAAAAAAAuY/Ral
    la imagen no es muy buena, pero sirva como pista…
    8 Junio 2009 | 09:18 AM

    Rr dijo
    Hola!
    y qué buenas noticias me dáis!!
    Los dos habéis identificado imágenes muy interesantes. Ya tengo localizado el retrato de Beethoven, y también el Ángel de la guarda del XIX. A lo largo del día prepararé la imagen y la info y lo colgaré en cuanto pueda.
    Es fantástico porque este tipo de imágenes abundan en el estampario, pero no tanto en el Inventario.
    Gracias y hasta pronto! ;)
    8 Junio 2009 | 10:12 AM

    Pandra dijo
    Ala alaah! yo quiero jugar a esto! Antes de ir a buscar la lupa curapupas de los ojos, con los mismos pero de topo tuerto, creo ver, a la izquierda más o menos centrada un fragmento de La Primavera de Botticelli y en el lado derecho un poco más abajo a la misma altura que el anterior parece asomar Charlie Rivel…pero …Auuuuuuuuuuuuuuuuuhhhh! No estoy segura…así que…nianona
    8 Junio 2009 | 11:13 AM

    Rr dijo
    Hola a todos,
    un par de cosas:
    1) celebro que nadie se haya quejado aún de las malas condiciones de la imagen. Os aseguro que no he podido conseguir nada mejor. Palabrita del niño Jesús. Haced click sobre la imagen para verla un poquito más grande.
    2) Estáis encontrando unas cosas realmente interesantes.
    Pandra: sería una gran satisfacción para mí dar con esa Primavera de Boticelli (pero no la encuentro), y ya no te cuento el movimiento que harían mis orejas si diéramos con Charlie Rivel (pero tampoco lo veo). ¿Puedes darme una indicación algo más precisa? Por ejemplo:
    Primavera: ¿Te refieres a la imagen (muy) sesgada de un grupo de tres mujeres que está colocado a la derecha de ese rostro bizantino justo encima de la lamparita de la mesa???
    Rivel: ¿Te refieres a alguno de esos dos payasos que están sobre la esquina superior derecha del bodegón de Juan Gris?
    Ya mismo añado a Beethoven y al ángel de la guarda victoriano.
    Salutem Pluriman!! :)
    8 Junio 2009 | 01:33 PM

    Pandra dijo
    Exactamente esas son las coordenadas, sipe…lo siento, dando descripciones soy un flan tartamudo, la penúltima vez que lo hice detuvieron a un cacahuete en lugar de aquel tipo de marrón que..(…)bueno esa es otra historia, que sí, que a eso me refería exactamente y además subo la apuesta…a ver: Arriba, en la marquesina izquierda, pegada a la mancha informe esa blanca rectangular , estoy casi segura de ver a La Dama con unicornio de Rafael, eso sí, el unicornio no se vé…
    8 Junio 2009 | 02:05 PM

    Pandra dijo
    En el hueco oscuro, sí, sí y al de abajo contiguo también le conozco pero no recuerdo como se llama :__ ya me vendrá yammmmm
    8 Junio 2009 | 02:07 PM

    Rr dijo
    Arf Arf!
    Aviso para navengates:
    El “Grupo de tres chicas desnudas que hay justo a la derecha del rostro bizantino sobre la lamparita de mesa” en realidad son:
    “Las Tres gracias”, de Hans Baldung Grien. Museo del Prado.
    Lo voy preparando…
    8 Junio 2009 | 02:18 PM

    arati dijo
    Va de clásicos:
    Encima de Beethoven un Bosco: San Juan Bautista (que me ha costado de encontrar porque me empeñé en que tenía que ser San Antonio…)
    http://i126.photobucket.com/albums/p116/juquila/St.JohntheBaptist
    y justo bajo la barbilla de Beethoven otro Hans Baldung. No consigo verlo bien, pero es alguna de sus muchas versiones de La muerte y la doncella.
    8 Junio 2009 | 05:47 PM

    rrose dijo
    …Correctísimo. Y el San Juan Bautista no me parece nada fácil de identificar. !Pero qué aplicadísimos estáis hoy! !Un aplauso para mis inventariófilos!
    Entre hoy y mañana termino de rematar las búsquedas y lo cuelgo. Son dos obras fantásticas.
    Rrose está agradecida y emocionada, como Lina Morgan, jajaja
    Hasta pronto!
    8 Junio 2009 | 06:02 PM

    Roberto Amaba dijo
    Hola,
    A ver, esto es casi un ejercicio de fe porque verse lo que se dice verse no llega para comprobar al 100%, pero para eso estamos aquí para inventar(iar)
    Justo encima de la cabeza de buitre real (qué de dónde demonios será) hay una pintura rectangular pequeñita, ¿un Renoir?:
    http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/cuadros/15082.htm
    Tengo alguno más pero con un porcentaje de seguridad todavía menor que éste.
    Un saludo.
    8 Junio 2009 | 10:03 PM

    rrose dijo
    …Jesús vendito….
    Nunca habría sabido lo horrible que podía llegar a ser la obra de Renoir de no haberme enfrascado en el inventariado este del demonio. Hasta este momento han aparecido Renoirs deplorables por aquí pero… ESTE SE LLEVA LA PALMA.
    Gracias Roberto, ya estoy preparando la imagen.
    Señoor…..
    8 Junio 2009 | 10:25 PM

  2. Rrose dijo:

    Continúa:

    rrose dijo
    ¿Eso es un buitree??
    8 Junio 2009 | 10:27 PM

    Roberto Amaba dijo
    Hola,
    Yo creo que eso es un buitre, pero vete a saber con este jaleo ;-)
    Suelto otra que me parece que no corresponde a la parte del inventario nº 4 que se señalaba. Arriba del todo a la izquierda, encima de la candileja, hay una Venus de Tiziano. Hizo unas cuantas, muchas muy parecidas, pero ésta creo que puede ser “Venus y Cupido”:
    http://www.tinypap.com/Venus-and-CupidWithaPartidgebyTizianoVecel
    Un saludo.
    8 Junio 2009 | 11:05 PM

    arati dijo
    O es que voy a por nota o es que echaba mucho de menos los inventarios… estaba deseando llegar a casa y tener un rato para buscar en mi estupendo libro “il Mosaico” (porque me da que no es pintura sino un mosaico) el retrato bizantino, pero nada de nada. Los bizantinos y tardoromanos se nos resisten, nos quedó también por localizar ese retrato estilo Fayum de los primeros inventarios…
    A partir de aquí ya todo es pura especulación:
    Izquierda arriba del todo, encima del marco, puede ser un Tiziano: Venus con amorcillo y organista? http://www.artelista.com/Venus-con-organista-Amor-y-perro-MS/10/m
    En la esquina, arriba, en la penumbra de la izquierda tras esa cosa blanca, al otro lado del ángel de la guarda puede ser un rincón Leonardo?
    arriba la Dama desconocida http://www.arteespana.com/imagenes/leonardodavinci2.jpg
    e inmediatamente debajo una Leda? Tiene también variadas versiones: http://www.bestpriceart.com/vault/vinci4.jpg
    Y el señor de la boina que desde el principio me recuerda a Pio Baroja, pero nada, tampoco lo pillo.
    Es como hacer un puzzle pero al revés y más divertido.
    …grassias por veniiirr!!
    8 Junio 2009 | 11:09 PM

    rrose dijo
    Veamos,
    Roberto y Arati: muy afinados con el Tiziano de arriba a la izquierda, pero creo que ha sido Roberto el que se lleva el premio (atención a la cortina del fondo, el perrito y la mancha oscura de la perdiz).
    Pandra: la Primavera del Botijero fue descartada al quedar sustituidas por Las tres Gracias de Baldung, y por más que miro esos payasos… no es solo que no les encuentre parecido con Rivel, es que por más que busco no hallo ninguna foto similar. No hay demasiado material gráfico sobre Charlie Rivel en la web (y ya quisiera yo tener material sobre esto en casa). Respecto a la Dama del Unicornio… creo que no es ella, aunque ha pasado como con el Tiziano de más arriba: habéis afinado una barbaridad, pero doy mi voto final a Arati (aunque por pelos, eh?). Pandra, esto es como el Rasca y Gana, ¡Sigue probando! ;)
    Arati, ya ves, tu Venus ha sido adjudicada a Roberto. Observa bien todos los detalles, creo que ha acertado. Y respecto al retrato de mujer de Leonardo da Vinci, sé que es un auténtico acto de fe adjudicártelo (porque es que no se ve prácticamente nada), pero si finalmente me inclino por él es porque coincide la postura del rostro (muy sesgada), por el peinado (que apenas se ve), y por el escote (muy pequeño). Y porque es un retrato brutal. A Leonardo lo que es de Dios.
    Bueno, no tengo palabras. Habéis hecho un trabajo excelente todos. Creo que nos hemos ganado el bollycao. Casi no doy abasto preparando las imágenes.
    Buenas noches y gracias por concursar ;)
    9 Junio 2009 | 12:14 AM

  3. Rrose dijo:

    Continúa:

    Pablo dijo
    Hola Rrose
    En la parte inferior de la derecha, tocando con el jarrón: el señor Machado, Antonio:
    http://www.regulatedlearning.net/aplicaciones/RevistaEscolar/FREI
    to be continued
    Saludos Arrati. Tú, Roberto, ya estabas saludado.
    9 Junio 2009 | 04:00 PM

    Pablo dijo
    Vale, acabo de ver que el machado estaba ya inventariado en el panel 4.
    Sigo con la lupa en todo caso.
    9 Junio 2009 | 04:03 PM

    rrose dijo
    Junto a la Venus de Tiziano está “La gitana dormida”, de Rousseau:
    http://www.moma.org/collection/browse_results.php?object_id=80172
    Este testero está resultando la mar de interesante! :)
    9 Junio 2009 | 09:07 PM

    performance dijo
    Como siempre, brillante !!!
    10 Junio 2009 | 11:58 AM

    Roberto Amaba dijo
    Hola, qué tal,
    Conozco algunos más pero he sido incapaz de encontrar el nombre exacto o algo para identificarlos que es de lo que se trata, qué rabia da jejeje. Ya avsio si me vienen a la cabeza.
    Pero bueno, por si sirve de algo: el rey de copas de baraja española en el ángulo inferior derecho del buitre, y justo encima un 5 de corazones. Algo es algo.
    Un saludo.
    12 Junio 2009 | 02:35 PM

    Rr dijo
    Hola Roberto,
    con retraso, pero te respondo. El tema de los naipes es curioso. Los hay en muchas partes del estampario, como por ejemplo en el Inventario nº 4 (tres de bastos y tres de oros), pero lo he ido dejando porque da la rara casualidad de que no tengo en casa baraja alguna que escanear para añadir las imágenes en el inventario correspondiente. Y como son tan fáciles de identificar, al final he terminado centrando mi atención en imágenes más dificiles. Pero haces muy bien en señalarlos, porque una de las peculiaridades del estampario es que en él se mezcla lo más “elevado” con lo más normal y cotidiano. No sé cuando subsanaré esas ausencias, pero lo haré sin duda.
    Gracias ;)
    15 Junio 2009 | 01:36 PM

    Polimnia dijo
    En primer lugar felicitar a la autora (es autora ¿no?) de esta página. Es magnífica.
    Si me atrevo a escribir es por completar algo la información sobre la famosa foto de Antonio Machado hecha por Alfonso en el café de las Salesas que ya habías indicado en el inventario 4.
    En otro blog muy interesante de Jesús Sanchez se indica que La foto mas conocida del poeta es, en realidad, una mutilación. En la original aparecía con la periodista Rosario del Olmo y fue publicada en el periódico La Libertad el 12 de enero de 1934. (la foto fue tomada el 8 de diciembre 1933 según el reflejo del espejo).
    A parte del respeto o admiración que Don Ramón pudiera tener por Antonio Machado, creo que el interés por esta obra se centra en ese camarero extraño que aparece en el espejo como fantasma o espectro (de hecho, Trapiello ve una especie de representación de la muerte) que flota por encima del poeta. Todo en esta foto debía de atraer a Gómez de la Serna como juego de presencias y ausencias y como fúnebre premonición de muerte.
    Nada mas, intentaré mirar con mas detenimiento
    7 Febrero 2010 | 03:04 AM

    Rr dijo
    Hola Polimnia,
    muchas gracias por tu comentario y por la información que aquí dejas. Es muy plausible lo que comentas acerca del espejo e incluso acerca de la muerte, ya que son dos asuntos muy ramonianos y no debieron de escapársele al autor de las greguerías. Yo no había reparado en ello, pero es una prueba más de la densidad simbólica que pueden alcanzar las imágenes del estampario, mucho más allá de lo puramente anecdótico.
    No sabemos cuantos días y cuantas horas pasó Ramón observando estas fotografías. Empiezo a pensar que, cuando menos, le igualo.
    Soy un autor polifilo, querida Polia-Polimnia ;)
    P.D: a los inventariófilos les aviso que tengo del orden de 8 a 10 imágenes nuevas por incorporar en dos o tres inventarios ya publicados. Lo haré en cuanto recupere la conexión a Internet y tenga tiempo de reunir los datos y elaborarlos. Espero que sea pronto.
    9 Febrero 2010 | 11:13 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s