El Aleph de Ramón: Inventario nº 2

He aquí el segundo fragmento de pared. Observad atentamente, porque creo que dará lugar a una abundante addenda. Suerte.

Haz click sobre la imagen para ampliarla
La belle romaine, Amedeo Modigliani, 1917

Esta obra fue colocada en un lugar casi central en el panel. Modigliani formó parte del amplio cogollo de pintores que poblaron la bohemia francesa de la que Ramón, de algún modo, fue corresponsal espiritual en nuestro país. Dado el interés del escritor madrileño por el género erótico no es de extrañar la presencia de este pintor de origen italiano, aclamado principalmente por sus excelentes y estilizados desnudos, aunque esta bella romana es la única obra del pintor que he localizado en las paredes del torreón.

Portada de L´Eclipse con caricatura de André Gill, 9 de agosto de 1868

No sabía nada acerca de este artista hasta que me ví en la tesitura de intentar identificar la imagen que ven ahí arriba. André Gill (1840-1885) fue ilustrador, pintor, cantante, poeta y escribano. Todo un personaje del maremagnum cultural de la segunda mitad del XIX en París, lo que le llevó liderar una postura de rebeldía junto con otros pintores como Courbet, Daumier o Corot. Fue sin embargo la caricatura y la sátira del mundo político y cultural lo que le brindó popularidad, a través de revistas que fueron sistemáticamente atacadas por la censura. Cuando le cerraron La Lune, sacó a la calle L´Eclipse, desde donde siguió fustigando a todos los personajes relevantes de la época. ¿Quién es ese tal Monsieur X?

Fantomas (pipe et journal), Juan Gris, 1915

Creo haber identificado correctamente este bodegón de Juan Gris realizado en 1915, aunque es sumamente dificil afirmarlo con total seguridad. Bajo la alargada sombra de Picasso y Braque, la breve trayectoria de Juan Gris constituye uno de los episodios más brillantes del arte de vanguardia español.

El pintor está en su elemento oleal y oleaginoso, y come como pintura en forma de pez, sobre su esmeraldino aceite de linaza. Ninguna amalgama entre pintura y condumio como la que celebra el artista comiendo conservas, entusiasta de la anchoa anillada que parece haber sido rizada por el pincel. ¿Qué mejor que el que Juan Gris coma grises plateados, sin salir de casa, con el cartón preparado, fácil al lápiz, compuesto el difumino para establecer aquellos dibujos suyos tan personales, tan expectables, tan conserváticos? Dura años de lentos inviernos y lentos otoños –el verano tiene siempre alborozo y baile de alegre kermesse- esa pintura de comedor en que pasaba el tiempo como una interminable sobremesa.

(Nuevos retratos contemporáneos, 1945)

La promenade dans la forêt, Henri Rousseau, c.1886

De sobra es conocido: Henri Rousseau, El Aduanero, fue un señor respetable y de oficio humilde que pintaba en su tiempo libre. Picasso y Apollinaire se interpusieron en su camino, y su estilo extra-académico, ajeno a los cánones establecidos, acabó chiflando a todos los modernos, Ramón incluido.

Le marinier, Fernand Leger, 1918

En el arte de Léger se desperezan todos los radiadores y todas las tuberías de la gran máquina de la vida. Pinta Léger lo que hay en la vida de relacionado, por medio de tuberías correspondientes, lo que hay en la vida de acoplado, porque solo así el equilibrio de la vida persiste (…) ¿Cómo ha podido este pintor encontrar tran gran variedad y tan gran dignidad con elementos de apariencia monótona y simple? Ese es su secreto, pero nosotros ya podemos ir pensando en aceptar en los museos estas ruedas, volantes, hélices y motores enrevesados.

(Ismos, 1931)

James Fenimore Cooper, estampación realizada a partir de la fotografía del escritor tomada por Mathew Brady alrededor de 1850

Las paredes de Ramón están plagadas de retratos de poetas, dramaturgos, pensadores e intelectuales en general. Estoy seguro de que en alguno de sus escritos Ramón debe referirse a la presencia constante de tan doctos compañeros de celda. Ejemplos a seguir, fotografías para documentarse, para arropar su vocación, o quizás vigías con la función de darle una cachetada cuando la fatiga se impusiera en el trabajo diario. Aquí vemos al autor de El Último Mohicano en una estampa de producción industrial realizada a partir del retrato realizado por uno de los más destacados fotógrafos del siglo XIX en EE.UU, Mathew B. Brady.

Henrik Ibsen en su estudio, fotografía de Ludwig Szacinsky, 1898

Más de treinta años después de la muerte del dramaturgo noruego, Ramón dibuja su silueta en uno de sus retratos biográficos, y probablemente es esta fotografía la que describe:

Queda atrás la historia de su vida, su pueblo de pescadores, la farmacia en la que fue mancebo, sus luchas políticas, sus homenajes con antorchas en las plazas de los teatros extranjeros, sus fechas, su muerte. Ahora se presenta un Ibsen vago, nuevo, resucitado, todavía no en el porvenir de las posteridades, sino en otro tiempo, en el primer devenir, cuando aún vuelve la cabeza hacia el reportero, sentado en su mesa llena de pisapapeles, pesacartas y abrelibros. Aún no se ha apolillado aquella escarcela de pared bordada por su mujer en el primer año de matrimonio. Gruñe con aquellos arrebatos de león que caracterizaron su vejez de doble patilla blanca –patilla y barba al mismo tiempo-, lanzando fuego por sus espejuelos.

(Nuevos retratos contemporáneos, 1941)

Indestructible object, Man Ray, 1923

Bien le hubiera gustado a Ramón tener en su despacho un objeto tan divertido como este, pero se conformó con una fotografía en la pared. En el panel, la imagen está constelada por varios recortes de ojos. Dicen que el ojo que Man Ray colocó en el metrónomo fue recortado de uno los retratos que le hizo a Lee Miller, una de las mujeres más bellas y talentosas a las que el fotógrafo amó. Ya lo hemos dicho, la obra de Ramón es, en su mayor parte, una literatura creada a golpe de ojo, y escribió innumerables greguerías acerca de los ojos.

Al cerrar los ojos vemos letras chinas.

Tenía ojos de botón bien cosido.

Las vacas escriben con el tintero de sus ojos el poema de la resignación.

Con el monóculo, el ojo se vuelve reloj.

Les trois grâces, Jean Honoré Fragonard, 1756

Podría pensarse que un autor que glosó y ensalzó como ningún otro tantos ismos, participaría también de todos los prejuicios propios de la modernidad, pero si algo caracteriza los collages parietales de Ramón es una gloriosa indiscriminación temática y estilística. El arte del siglo XVIII, quizás por su aparente pusilanimidad, no gozó de buena fama entre los modernos, pero en su importante y premonitorio Ensayo sobre lo cursi (1934) Ramón escribió: “Así como lo barroco tiene su última explicación en lo cursi, lo cursi tiene su primera explicación y antecedente en lo barroco”. Curiosamente, en 1949 Ramón publica una novela titulada Las Tres Gracias, con el subtítulo de novela madrileña de invierno.

Duquesa de Alba, Francisco de Goya, 1795

La duquesa, que fue la primera mujer moderna de España, y que hubiera sacrificado ya su suntuosa cabellera si entonces se hubieran usado las cabelleras del día, destacó su cintura con iniciativa de audacia y señaló con ceñimiento la perinola del desnudo. (…) Cuando conoce Goya a la duquesa de Alba tiene cuarenta y cinco años, y cuando pinta el retrato del Palacio de Liria, en 1794, tiene cuarenta y nueve, y la duquesa, que nació en Madrid el 10 de junio de 1762, tiene treinta y tres, y como se casó con el marqués de Villafranca en enero de 1775, osea, a los trece años, lleva veinte años de matrimonio, lo que la produce esa avidez de lo vario y lo desatado que la empuja hacia Goya como hacia otros.

(Goya, 1928)

Mark Twain, fotografía de autor y fecha no identificados

Mark Twain, encontrándose cierto día en una iglesia escuchando el sermón que hiciera el pastor protestante, le dijo asombrando a la concurrencia: – Muy lindo, pero tengo allá en mi casa un libro que contiene todo lo que usted ha dicho, desde la primera hasta la última palabra. – No puede ser- protestó el pastor. – Ya lo creo que puede ser. Y si quiere convencerse venga conmigo y se lo demostraré. Ambos partieron rodeados de curiosos, y cuando llegaron a la biblioteca de Mark Twain el escritor se adelantó hacia un estante, tomó un libro y se lo entregó al sacerdote: era un diccionario de la lengua inglesa.

(Nuevas páginas de mi vida, 1957)

Anatole France, fotografía de autor y fecha no identificados

Hubo un momento en que todo un principio de generación quiso robarle a Anatole France su calidad de novelista, pero pasó esa cola de generación y Anatole France volvió a conseguir su gran condición de novelista. Vio pausada e irónicamente la vida, a un ralenti especial, y así queda palpable a través del tiempo lo que parece que se tornó impalpable. Detuvo la vida en su ilusión de novelista y de espectador y por eso la hizo inmortal como lo es todo lo que logra ser incorruptible.

(Diario Póstumo, 1972)

Jules Barbey d´Aurevilly, retrato fotográfico de autor y fecha no identificados

Este retrato fotográfico del novelista francés Jules Barbey (1808-1889) es muy similar a un retrato al óleo realizado por Émile Lévy (1826-1890) hacia 1881, y aunque en el capítulo dedicado a Barbey contenido en Efigies (1929) Ramón se refiere al retrato pintado por Lévy, en ciertos detalles Ramón parece estar describiendo esta misma fotografía:

Es en este momento el hombre del sombrero de copa echado hacia atrás y como llevando una capa española de embozo rojo, de aquellas amplias y vueludas. Viejo coronel de coraceros, con su gran cabellera negra cayendo del casco. Hombre de gabán de pieles, cabeza merovingia para pasearla por los viejos caminos merovingios. “Tipo con el color encendido –dice Aurevilly-, como si ardiese en su propio sentimiento”. Ojos negros. ¡Gran duque de Guisa de la literatura! Parece que va a caballo, un caballo de pura raza francesa, un caballo de mariscal. “El hombre no es completo y magnífico sino a caballo” Barbey mira a la vida con ese gesto de cejas altas y párpados caídos sobre una pupila entornada como una rayita.

(Efigies, 1929)

Retrato de Paul Verlaine, Willem Witsen, 1892
Paul Verlaine leyendo, Willem Witsen, 1892

Todo el ángulo superior izquierdo de este panel parece estar consagrado a Paul Verlaine, ya que hasta en seis imágenes distintas es posible identificar al autor de Poemas saturnianos y de Fiestas Galantes. Varias de esas imágenes pertenecen a un conjunto de fotografías realizadas en 1892 por el pintor, grabador y fotógrafo holandés Willem Witsen (1860-1923), pero la más interesante de todas ellas es la que sigue a continuación, ya que probablemente fue esta la que Ramón glosó con detenimiento en La Sagrada Cripta del Pombo (1924):

Paul Verlaine en un café, fotografía de Paul Marsan Dornac, 1896
PAUL VERLAINE EN EL CAFÉ

Generalmente iba al café François Ier y se escondía en un pliegue del café. Pedía un ajenjo, un “Señor Pernot” y lo preparaba como sacerdote que consagra y eleva. Después iba apurando el cáliz entusiasta, y al final sentía la explosión de los veinte aguardientes concentrados que hay en cada ajenjo. Todos los días así. Todos los días se metía en los esquinazos de los cafés, en los sitios cerrados por la mesa contra la pared, en los sitios en los que nadie puede echar a nadie por más que empuje. Allí se conserva aún la figura arrinconada, remetida, escondida, oculta, de Verlaine. (…) Verlaine entornaba los ojos porque precisamente así se abren mejor los verascopos con vistas a otra luz que la del sitio en que se establecen, luz interior y como submarina después de las aguas que hace el fuerte y grueso objetivo. Alguna vez Verlaine sufrió los grandes coscorrones con la cornisa que cose el terciopelo del respaldo de los divanes a la pared del fondo. (…) Sonreía con abnegación cuando alguna vez recibía uno de esos golpes y seguía pensando, mirando hacia arriba, con todo el rostro torcido, con cierto dolor y cierta grima, ante las venganzas ruines de Dios.

(La Sagrada Cripa de Pombo, 1924)

Compárese ahora la fotografía anterior y el texto que la acompaña con esta otra instantánea:

Ramón en Pombo, Alfonso Sánchez Portela, ca. 1923

Me pregunto si Ramón, al posar para Alfonso no está reproduciendo, consciente o inconscientemente, en su vida real, aquella foto y aquel texto sobre la foto de Verlaine. Y me pregunto sobre todo si al escribir aquel texto sobre Verlaine no estaba sufriendo Ramón uno de sus actos reflejos literarios: traspapelar, aplicar sobre el poeta francés su propia figura de escritor espiritualmente adherido a la atmósfera de su propio y ceremonial rincón en la cafetería predilecta.

Retrato de Johann Wolfgang Goethe, Joseph Karl Stieler, 1828

Celebridad y grandeza ha tenido siempre el que Goethe, al expirar, pidiese: “!Luz! ¡Más luz!”. Pero ahora, empeoradores de la anécdota han inventado unas últimas palabras que estuvieron dirigidas a su nuera, a la que Goethe dijo: “Dame tu patita”. Y otros sostienen que antes de morir preguntó qué día era, y como era el segundo día del solsticio de marzo, dijo delirante: “!Oh, la primavera ha comenzado!”.

(Los muertos, las muertas y otras fantasmagorías, 1935)

El baile, André Lhote, 1922

Viendo los cuadros de Lhote se veía que él no ponía en ellos sensualidad, sino sinceridad, dando la nota clara y fresca de la vida con su verdura plástica, abriendo los abanicos de la sensibilidad con verdadero descoco, pero más para refrescar que para acalorar. (…) Lhote había conseguido la vivacidad naturalista dentro de las reglas y las libertades cubistas. Estaba la calidad de cada hora y de cada espacio, conseguida en el lienzo, gracias a la pintura, sólo a la pintura.

Inventor del “totalismo”, su pintura tuvo siempre un aire totalizador, que el separó un poco de los intransigentes, pero le reintegró al ancho río de la pintura que pasa bajo los grandes puentes.

(Ismos, 1931)

(imagen de procedencia desconocida)

Para mí Valle-Inclán es un ejemplo excelso como prototipo de escritor digno, dedicado, como quien no hace la cosa, a la captación de la palabra de arte que ha de complacer siempre a la Humanidad, y que será lo único que no será riqueza echada en saco roto.

Alrededor de él vivía la vorágine del verbo, y lo mismo se le podía llamar demiurgo que taumaturgo.

Pocas veces se ha concentrado en su espíritu de tan alta manera el señorío del artista con la calidad de español y la locuacidad del estilo como en don Ramón del Valle-Inclán, don Ramón María del Valle-Inclán, que era como él quería que se le llamase y como escribió su nombre en la portada de sus libros.

Fue un tipo inverosímil que adornó la vida como una viñeta temeraria y delirante.

Procedía de Cronos, como otros proceden de Dios; del viejo Cronos, mandatario del tiempo, de los ríos oscuros y de las nieblas y entresijos de los hiperbóreos bosques.

Ese lado misterioso y legendario de Valle-Inclán es el que quiero que aliente a través de toda mi biografía, como el noli me tangere para los que creen que se pueden equiparar con él, sin tener en cuenta que no solo es un estilo, sino un alma noble, ascendente, con muchas horas de recogimiento y que sopesaba con absoluto desinterés las miserias y las grandezas del mundo: ermitaño, ausente de todos, muerto y sonriente aun en vida.

(Don Ramón María del Valle-Inclán, 1944)

Ramón María del Valle-Inclán, Juan de Echevarría, 1922

En alguna noche de aquellas de cierzo y agua en que volvíamos del café sin paraguas, su aspecto de pájaro augural era terrible, con la barba pegada a la sotabarba, con algo de pájaro ahogado.

Barba de faquir sobre todo, ya que él, que confesaba que su alma era la de un antiguo faquir que podía milagrear y resistir todos los dolores, cuando fumaba en su larga pipa de kiff, se le veía lo natural que era del Oriente.

Un día se atrevió un burlón a hacerle la pregunta que más le ponía fuera de sí, y que, como hemos visto ya, ni a su hija se la pudo aguantar:

– Y cuando duerme, ¿deja la barba fuera del embozo o la mete dentro?

– Mi barba -dijo Don Ramón- queda flotando sobre mi sueño como una ráfaga de fuego.

La barba de Valle ya era cosa de humo, un humo que iba hacia abajo como esos cendales de los grandes puertos pirenaicos que barban los abismos.

(Don Ramón María del Valle-Inclán, 1944)



Addenda

Júpiter de Otricoli, Museo Vaticano

Santo Domingo en oración, El Greco, ca. 1600

Les baigneuses, Gustave Courbet, 1853

Francesco Petrarca, tal y como aparece en una ilustración de The Sonnets, Triumphs, and Other Poems of Petrarch (Thomas Campbell, 1879)

El Caballero, la Dama y la Muerte, Baldung Grien, ca. 1505

Arthur Schopenhauer, postal con imagen de autor no identificado

Ralph Waldo Emerson, retrato de autor y fechas no identificados

Retrato de Lord Byron, autor y fechas no identificados

Lord Alfred Tennyson, dibujo de fecha y autor no identificados

Francisca Sabasa y García, Francisco de Goya, 1803-1808

Alexander Pope, grabado realizado a partir de un retrato al pastel de William Hoare

Edward Bulwer-Lytton, retrato de autor y fecha no identificados

Madame de Senonnes, J.A. Dominique Ingres, 1814

Femme dans un fauteuil rouge, Pablo Picasso, 1929

François Fenelon, carte de visite editada por el fotógrafo Charles Jacotin en 1870, probablemente a partir de un grabado

L´armoire de Protée, Yves Tanguy, 1931 (del Dictionnaire abrégé du Surréalisme, 1938)

inv 2 limon, nueces, olla y tabaco, braque, 1929Bodegón con limón, nueces, olla y tabaco, Georges Braque, ca. 1929

inv 2 a-nude-with-her-heel-on-her-knee-1936Desnudo con el talón en la rodilla, Henri Matisse, 1936

Dama con un clavel amarillo, François Clouet (Discípulo de), siglo XVI

Inv 2 Francisco_Domingo_Marques_Un_lance_en_el_siglo_XVIILance en el siglo XVII, Francisco Domingo Marqués, 1866

María del Rosario Fernandez La Tirana, Francisco de Goya, 1794María del Rosario Fernández “La Tirana”, Francisco de Goya, 1794

Sonia, Moïse Kisling, 1925

Grecia expirante entre las ruinas de Missolonghi, Eugène Delacroix, 1826

El Aleph de Ramón se en cuentra en constante revisión y se compone de las siguientes entregas:

Inventario nº 1 (con Palabras Preliminares)

Inventario nº 2

Inventario nº 3

Inventario nº 4

Inventario nº 5

Inventario nº 6

Inventario nº 7

Inventario nº 8

Inventario nº 9

Inventario nº 10

Inventario nº 11

Inventario nº 12

Inventario nº 13

Inventario nº 14

Inventario nº 15

Inventario nº 16

Inventario nº 17

Inventario nº 18

Inventario nº 19

El Aleph de Ramón en Facebook

Acerca de Rrose

https://maquinariadelanube.wordpress.com/595/
Esta entrada fue publicada en Arte, El Aleph de Ramón (Inventarios Ramonianos), Literatura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El Aleph de Ramón: Inventario nº 2

  1. Rrose dijo:

    Estos fueron los comentarios del artículo en su antigua ubicación:

    Bashevis dijo
    Genial, desconocia la mayoria de obras que mencionas, asi que investigare poco a poco… Este panel es más grande, hay para rato, jejeje.
    Para empezar te comento una obra de El Greco (que esta al centro a la derecha, al lado de la puerta con la media cara (que parece muy Magritte…)).
    Se trata de “Santo Domingo en oración”… aqui visible
    ( http://personal.auna.com/moreno1/cuadro2.htm )
    Nos seguimos leyendo, suerte y gracias…
    20 Enero 2008 | 04:10 PM

    Rr dijo
    Estupendo Bashevis,
    sabía que había un cuadro de El Greco por esa zona, pero no de qué obra se trataba. Ahora mismo la añado a la addenda (la imagen que enlazas es perfecta), junto con “Les baigneuses” de Gustave Courbet que he localizado esta mañana (esquina inferior derecha, sobre un retrato, y a la derecha de un jinete… está muy oscurecido)
    Gracias y ánimo! ;)
    20 Enero 2008 | 04:44 PM

    Victoria dijo
    Me gustan más los paisajes de Modigliani, Ramocito en eso no tenía buen gusto. Los paisajes de Modigliani son mucho mejores que los desnudos. La contorsionista da asco. ¿Es gracioso poner a una mujer a tres patas, o dos patas, igual que un perro? sólo falta que le den a la pobre con el látigo para seguir con el numerito de marras. Ummm, por ahí está también la duquesita de Goya. Me extraña, Ramoncito ha puesto el cuadro en el que sale vestida y repeinada, se habrá equivocado ¡Qué raro!
    Por ahí parece que se ve un bodegón de Cezanne.
    AHHHHH. Espero que este mensaje no desaparezca como el otro.
    20 Enero 2008 | 08:59 PM

    conde-duque dijo
    Gracias por el esfuerzo. Es un gustazo leer esta serie del Aleph ramoniano.
    Un abrazo.
    20 Enero 2008 | 09:58 PM

    arati dijo
    Estimado rrose… NO PODRIAMOS TENER UNA IMAGEN CON ALGO MÁS DE DEFINICIÓN? Me estoy dehando lo ohos…
    Así a lo pronto:
    Abajo a la derecha tenemos a Lord Byron en lo que parece una copia de su retrato más conocido (en el que mira hacia la izquierda). Este no sé de quien es, pero aparece tal cual aquí:
    http://www.poemofquotes.com/lordbyron/
    Justo debajo de Byron está Petrarca, laureado y con un libro en la mano:
    http://enciclopedia.us.es/index.php/Francesco_Petrarca
    Al lado del Juan Gris aparece una escena de libro de horas, probablemente corresponde al mes de julio, puesto que se ve una escena de siega y si no lo veo mal, en el cielo aparece la constelación de cáncer. Intentaré localizarlo.
    También investigaré el cuadro surrealista de la mujer que aparece tras la puerta, no lo localizo ahora pero me suena mucho a Remedios Varo.
    Continuará, me encanta el juego.
    Judith
    21 Enero 2008 | 03:43 PM

  2. Rrose dijo:

    Continúa:

    pablo dijo
    Me sumo a la petición de una foto en mayor calidad. Me estoy dejando las pupilas.
    Creo ver una foto de Dostoevski pero estoy cansado.
    Iré a buscar una lupa.
    21 Enero 2008 | 06:00 PM

    tortuwire dijo
    Uno de sus últimos despachos, creo que uno de los que tuvo en buenos aires, lo conserva el Reina Sofia, una reproducción que se pudo contemplar con motivo de la expo que se le rindio hara cinco años. En el catalogo había un articulo de Ana Avila y John McCulloch sobre el mundo interior que vivía en sus despachos, si tengo un hueco, intentare escanear el articulo, cuento con una version que me paso Ana Avila, profesora de la Universidad Autonoma de Madrid.
    Saludos
    21 Enero 2008 | 10:00 PM

    tortuwire dijo
    je
    mira tu, que el texto y el catalogo se pueden leer y descargar directamente desde la pagina del seacex.
    saludos!
    21 Enero 2008 | 10:16 PM

    Rr dijo
    Conde Duque,
    no le llevaré la contraria en lo del esfuerzo. Mis días y mis meses me está llevando la tarea. Pero es como tirar piedrecitas a un pozo. Menos mal que los maquinistas que por aquí se asoman son gente talentosa y me ayudan un montón. Gracias.
    Arati,
    de nuevo has acertado con Lord Byron y con Petrarca. Y aunque el retrato de Lord Byron no parece fácil de encontrar en unas dimensiones aceptables, el que me señalas de Petrarca es estupendo. Ya lo he añadido a la addenda. Es muy llamativo que hayas reparado en esa imagen de calendario con el signo zodiacal (lo has identificado a la perfección). Llevo varias semanas dándole vueltas al tema, porque aparecen imágenes de ese tipo en varios paneles, y aunque debe de tratarse de algún libro miniado (un Libro de Horas? algún tipo de calendario?) del siglo XIV o XV, no consigo localizarlo. Sería una gran satisfacción dar con él.
    Arati y Pablo,
    tomo buena nota de vuestra reivindicación, que ya me temía, aunque no tengo del todo clara la solución. Lo cierto es que NO tengo ningún permiso para reproducir las imágenes del despacho (tampoco lo he solicitado), y temo que ofrecer imágenes de mayor tamaño (el problema no es la resolución, sino el tamaño) vulnere algún derecho de autor, aunque resulte un poco absurdo. Se me ocurre añadir a cada inventario un enlace para descargar una imagen con la que podríais rebuscar sin perder la vista, pero… no sé ¿qué opináis?
    Tortuwire,
    en efecto, el último despacho de Ramón sigue instalado en el Reina Sofía, aunque no sé si se ha ganado todavía la plaza definitiva, jeje. Acérquense a verlo, no les decepcionará. Respecto al artículo de Ana Ávila debo decir que es un texto excelente que leí hace años y que ayer mismo estuve revisando. Es un texto fundamental para comprender todo lo que aquí intento decir y aportar sobre Ramón, aunque más adelante puntualizaré algún detalle sobre el artículo (quizás elabore unas conclusiones una vez que termine de inventariar, si no muero en el intento). Iba a ofreceros el enlace al pdf donde se puede leer el artículo, pero Tortu ya me ha resuelto la papeleta. Por si acaso, aquí tenéis el índice general
    http://www.seacex.com/catalogo.cfm?idExposicion=36
    Gracias a todos. Y ahora… a trabajar!!! ;)
    21 Enero 2008 | 10:32 PM

    arati dijo
    Síi, por favor, publique el enlace y ya nos bajaremos la imagen!
    He localizado:
    Jupiter Otricoli. Museo Vaticano http://fototeca.iccd.beniculturali.it/TOGGFOTOENGWEB/SDW?W%3DMTRL
    Goya: retrato de la duquesa de alba http://commons.wikimedia.org/wiki/Image:Goya_Alba1.jpg
    Valle Inclán en una foto de más joven que las que nos tiene acostumbrados: http://mx.encarta.msn.com/media_201631362/Ram%C3%B3n_Mar%C3%ADa_d
    Más definición, por favor!
    Saludos
    22 Enero 2008 | 05:37 PM

  3. Rrose dijo:

    Continúa:

    rrose dijo
    Arati,
    como ves he dado cuenta de tus hallazgos en la addenda. Lo del enlace con la imagen GRANDE aún tengo que pensarlo (lo siento).
    A todos,
    como véis he eliminado las “menciones de responsabilidad” de los hallazgos en la addenda. Lo hago así por varias razones: en primer lugar para poder postear con más rapidez, de modo que la addenda pueda actualizarse lo más fácilmente posible, y en segundo lugar, para no dar la sensación de que determinados lectores suman “mas puntos” que otros y para que el inventario no llegue a transformarse en un campeonato. De todos modos, la aportación de cada uno queda en los comentarios.
    Yo, por mi parte, ya véis, me he sacado una espina con esas bañistas de Courbet, y el macabro cuadro de Baldung Grien que he recordado mientras releía el artículo de Ana Ávila (os lo recomiendo).
    Hasta pronto ;)
    22 Enero 2008 | 11:20 PM

    levantisco dijo
    Ah, rrose,
    vuelvo por aquí después de mucho trotar por el levante.
    Qué bueno Ramón, que bueno. Tengo para entretenerme el resto del mes.
    Un saludo fraterno desde el oriente.
    ¡¡¡wifi libre y gratuita¡¡¡
    24 Enero 2008 | 06:56 PM

    Bashevis dijo
    Buenas, una preguntita para Rrose. Tu que tienes algo mas de definición en la imagen, podrias decirme que es lo que esta debajo de la señorita del vestido azul en el centro del panel?? Es que cuando lo miro creo ver algo parecido a un cuadro de Yves Tanguy, pero no estoy seguro, porqué realmente no distingo casi nada…
    ¿Crees que es una obra de ese autor???
    Un saludo…
    25 Enero 2008 | 09:35 AM

    Rr dijo
    Morisco Levantisco,
    me alegra verle por la maquinaria, y comprobar que le ha hincado el diente a la yugular del wifi gratuito, jeje… pásese más a menudo y participe!
    Bashevis,
    llevo una temporada dándole vueltas a esa imagen que señalas, con la misma hipótesis que usted, pero sin éxito. Si efectivamente se trata de una imagen de Tanguy yo hasta el momento no he sabido identificarla. Pero sí, tiene toda la pinta.
    Lamento que los paneles se vean tan mal. La configuración del blog no me permite colgarlas con mayor tamaño (están al máximo), y a diferencia de blogger u otras plataformas, la imagen no se puede clickar para verla a mayor tamaño. Sigo pensando la posibilidad de ofrecer un enlace… estoy en ello.
    Ah, Arati,
    el enlace con la imagen de Valle-Inclán no puedo abrirlo, no sé por qué. Tengo identificado un retrato de Valle de cuerpo entero, obra de Juan de Echevarría, pero no localizo la obra en ningún lado. No sé si era ése el que me mandabas, o quizás otro.
    Saludos y hasta pronto ;)
    25 Enero 2008 | 05:30 PM

    rrose dijo
    Bonsoir,
    pongo este comentario para notificar que he añadido en la addenda a “Paul Verlaine en un café” (se encuentra en la esquina superior derecha del panel, muy muy renegrido), es una fotografía de un -al parecer- célebre fotógrafo parisino llamado Paul Marsan Dornac. No dejéis de clicar el enlace que he añadido para ver la imagen a mayor tamaño y obtener también algo más de información sobre la fotografía, que merece la pena.
    Saludos ;)
    17 Febrero 2008 | 11:09 PM

    arati dijo
    ¡Genial la foto de Verlaine! ¿donde encuentra estas cosas?
    Creo que he encontrado otro (hasta donde llega mi vista). Al lado de la portada de l’Eclipse está Shoppenhauer en su pose de tres cuartos habitual (parecía tener claro cual era su lado bueno) pero en una foto poco conocida, aquí lleva desmelenado el nudo de la corbata: http://members.screenz.com/bennypostcards/Schopenhauer.jpg
    saludos
    arati
    20 Febrero 2008 | 04:01 PM

    rrose dijo
    Querida Arati,
    su hallazgo ha sido estupendo, ya que se trata de una de las imágenes más codiciadas por mí en este panel. Se me metió en la cabeza que esa jeta tan leonina, tan soberbia y tan sumamente delirante, tenía que ser de algún compositor del XIX, alguien muy embebido del Sturm und Drang. Consulté incluso a un amigo que entiende de estas cosas y me indicó que estaba casi seguro de que se trataba, no de un compositor, sino de Henrik Ibsen. Intenté comprobarlo, pero la hipótesis -no del todo mal encaminada- no se sostenía.
    Ahora lo veo perfectamente claro. Gracias. Ha sido un caso bastante dificil, verdad?
    No logro reunir el más mínimo dato acerca de la imagen, así que por el momento tendrá que quedar con el pie de foto que véis.
    ¿Y verdad que es estupenda la foto de Verlaine? aunque técnica y compositivamente no es gran cosa, si tiene mucho interés. Tanto más porque conseguí dar con un escaneo de la postal original que en su momento se comercializó, con su soporte secundario (el cartón sobre el que va montada la fotografía, quizás una albúmina), el nombre del autor y la dirección del estudio y todo… vamos, una verdadera chulada. En el enlace que añadí a la imagen se puede ver incluso el reverso de la postal.
    Verlaine está como enfurruñado. Será cosa de la absenta que se está tomando…
    Saludos y gracias por tu dedicación. Los pingüinos te lo agradecen.
    20 Febrero 2008 | 10:49 PM

    tellotellez dijo
    Arribaa la izquierda, foto de Ralph Waldo Emerson
    http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.malaspina.com/jp
    24 Marzo 2008 | 02:30 PM

  4. Rrose dijo:

    rrose dijo
    Hola tellotellez,
    como ves, ya he dado cuenta de tu hallazgo. La imagen que linkabas era bastante buena, pero después de rebuscar un rato creo que he dado con la imagen exacta del panel. Creo que se trata de un fotograbado, pero no estoy seguro. Y tampoco he conseguido averiguar el autor. Pero es un retrato la mar de interesante.
    Muchísimas gracias por tu aportación. Los pingüinos te lo agradecen
    ;)
    24 Marzo 2008 | 10:30 PM

    tellotellez dijo
    A la izquierda de la portada de L’ Eclipse, un retrato de Goethe.
    http://www.goethezeitportal.de/fileadmin/Images/db/wiss/goethe/go
    El óleo:
    http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.topofart.com/ima
    26 Marzo 2008 | 01:26 PM

    tellotellez dijo
    Al noroeste de L’ Eclipse, estoy casi seguro de que hay una foto de Anatole France, muy parecida a esta http://www.jamd.com/image/g/56464744?partner=Google&epmid=3, pero no exactamente igual.
    26 Marzo 2008 | 02:09 PM

    tellotellez dijo
    En el tercio superior del panel central, foto de Mark Twain
    http://www.visitcarsoncity.com/…/mark_twain.php
    Ya no busco más hasta dentro de una semana o dos, por que esto es como una droga.
    26 Marzo 2008 | 02:20 PM

    rrose dijo
    Hola Tello,
    puedes tomarte un merecido descanso. Has acertado de pleno con Goethe, y la imagen de Mark Twain que linkas es casi exacta a la del panel. Con sumo gusto subo ambas a la addenda (he intentado localizar alguna de mayor tamaño y calidad para Mark Twain, pero no lo he conseguido, como tampoco he logrado identificar la fecha o el autor de la fotografía).
    Tal y como decías, te has acercado mucho a Anatole. Sin duda es él, pero la imagen que linkabas no era la del panel. Aunque la fotografía que finalmente he subido es de una calidad deplorable, se corresponde al 99% con la del panel.
    Gracias por tu esfuerzo. Te espero con energías renovadas.
    Hasta pronto ;)
    27 Marzo 2008 | 11:35 PM

    Julia dijo
    Leger tenia un nariz bulbosa (como la tiene Juan Marsé) y una imagen muy alejada de la que (románticamente) tenemos de un artista. Era de aspecto robusto y le gustaba el vino tinto. Fue un gran pintor. La despreciable política maccarthiana le prohibió la entrada a los USA cuando le hicieron una gran retrospectiva. No era comunista, pero creía que la Unión Soviética eran la gran esperanza de los trabajadores.
    4 Mayo 2008 | 06:51 PM

    rrose dijo
    Hola chic@s,
    añado a este inventario las siguiente imágenes:
    – Retrato fotográfico de Barbey D´Aurevilly (con cita textual)
    – Henrik Ibsen en su estudio (estupenda foto con un virado muy chulo)
    – Lord Byron. La imagen deja bastante que desear pero es lo más aproximado a la del panel que he localizado por el momento.
    – Retrato de Fca. Sabasa, de Goya (tengo dudas acerca de la fecha de este retrato)
    Alfred Tennyson está en caza y captura.
    Saludos! ;)
    17 Mayo 2008 | 01:53 PM

    rrose dijo
    Añado hoy a este inventario una obra de Tanguy titulada “L´armoire de Protée” (1931) y recogida en el “Diccionario Abreviado del Surrealismo”.
    Tengo pendiente añadir una obra más de Tanguy, pero en otro inventario.
    Saludos ;)
    4 Marzo 2010 | 03:46 PM

  5. arati dijo:

    arggh! este panel es hipnótico y pesadillesco!
    Porque vuelven a llamar mi atención las mismas imágenes no resueltas de la primera vez… y ahora tampoco consigo etiquetarlas.

    Tal vez, algún día…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s