Philippe Petit y los domadores del vacío

El 7 de agosto de 1974 un hombre llamado Philippe Petit caminó sobre un alambre tendido entre las torres del World Trade Center de Nueva York. Constituye la mayor hazaña de funambulismo conocida hasta el día de hoy.

El artista callejero que cometió tal locura tenía entonces 24 años, y su proyecto se remontaba al invierno de 1968, cuando, aún en París, acudió al dentista para poner fin a un tremendo dolor de muelas. En la sala de espera dio por casualidad con un artículo sobre el -entonces- proyecto arquitectónico de las Torres Gemelas. Petit se sintió automáticamente fascinado, arrancó la hoja y se volvió a casa con el mismo dolor de muelas con el que acudió a la consulta, pero con una idea que le obsesionaría los próximos seis años: tender un alambre entre esas torres y demostrar al mundo entero su destreza como funambulista.

Mientras las enormes moles de acero y cristal eran construidas, nuestro amigo entrenó duro, reunió todo el dinero que pudo con sus actuaciones en la calle, y estudió a conciencia la estructura de los edificios, almacenando toda la información que sobre ellos llegaba a sus manos. El invierno de 1974 tomó un vuelo a Nueva York y durante meses realizó mediciones, tomó innumerables notas, se hizo con el material necesario, y entró ilegalmente en los edificios –aún desocupados- para anotar horarios, rutas de los vigilantes y códigos de acceso. Nadie reparó en él. Nadie lo detuvo. Su actitud sería hoy considerada sin miramientos la de un terrorista, pero la única vida que Philippe Petit quería arriesgar era la suya propia. Su proyecto le resultaba inexcusable. Haría lo imposible por conseguirlo.

Finalmente, tras pasar toda una noche colocando el cable -que fue lanzado de una a otra azotea con un arco, y anclado y atirantado con precisión con la ayuda de varios amigos- Philippe se lanzó al alambre mientras amanecía. Llevaba consigo únicamente una pértiga desmontable, y eran poco más de las siete de la mañana. Manhattan apenas despertaba en su actividad. Ante la mirada atónita de las autoridades policiales, de los vigilantes del edificio, y de cientos y luego miles de viandantes neoyorkinos, Philippe Petit fue feliz sobre la cima del mundo, acariciando las nubes.

Durante aproximadamente tres cuartos de hora el joven se paseó sobre el alambre. Primero lentamente, luego más rápido, bailando, dando saltos. No había forma humana de detenerle: le amenazaron con destensar el alambre, con atraparlo desde un helicóptero, pero nadie tuvo valor: su presencia, el vértigo, la alegría y la incontestable belleza de lo que estaba mostrando dejó anodadado a medio mundo a través de los medios de comunicación. Cuando por fin accedió a bajar fue esposado y detenido, pero todos los cargos que acumuló le fueron retirados. Fue sentenciado a realizar su paseo, a menor altura, en Central Park, para disfrute de un público literalmente rendido a sus pies.

Desde entonces Philippe Petit ha repetido sus paseos sobre el alambre en numerosos lugares por todo el mundo. Su trabajo no es fácil, y nunca le ha resultado rentable. Ha publicado varias obras, entre ellas un Tratado sobre Funambulismo, y un libro (To Reach the Clouds) en el que explica cómo gestó y realizó su paseo entre las Torres Gemelas. Philippe apenas acumula pertenencias (a no ser varias botellas de buen vino francés), y entre sus amistades se cuentan artistas, escritores e intelectuales como Paul Auster o Werner Herzog. Hoy, a sus 56 años, está considerado un artista y un poeta, y sigue acariciando su proyecto más difícil y largamente postergado: realizar un paseo sobre el Gran Cañón del Colorado.

Pero ¿Cuál es la atracción del vacío? ¿Por qué nos fascina el funambulismo?

En primer lugar porque -al menos en el caso de Philippe- se trata de un verdadero duelo a muerte: una ráfaga de viento mal ponderada puede dar al traste con todo. Esto convierte el funambulismo de este artista francés en una disciplina radicalmente distinta de la circense: Petit no busca el aplauso como el mono amaestrado, cada uno de sus paseos es largamente meditado, concienzudamente diseñado, y cuidadosa y pacientemente ejecutado. Y siempre escogiendo lugares abiertos y cargados de significado, paisajes que, cosidos por sus paseos, se tornan sobrecogedores.

En tanto que sus hazañas son siempre diferentes entre sí e irrepetibles su trabajo es el trabajo del poeta y del artista, y su objetivo la belleza y la provocación.

En este aspecto, he pensado que la provocación y el arrojo de Petit no es del todo ajeno a aquella famosa foto que Yves Klein mandó realizar en 1960 y en la que aparecía lanzándose al vacío desde una altura considerable en una calle de París.

Salto al vacío, Yves Klein, 1960

Aunque la foto no tiene truco, el valor de Klein no fue tal: antes de llegar al suelo le esperaba una cuadrilla de colaboradores con una manta tendida entre todos. El pintor del Vacío y de lo Absoluto, maestro judoka devoto de Santa Rita de Casia, precursor de gran parte de la neovanguarida europea de los años 60, no contento con la austeridad de su pintura monocroma y despojada, sus lienzos quemados, sus esculturas de fuego, y una compleja filosofía personal en la que arte y vida no eran categorías entre sí diferenciables, logró ilustrar en esta instantánea su ansia de posesión del Espacio, de total abandono al Espacio, quizás con más claridad, e indudablemente con mayor contundencia que en sus famosos cuadros monocromos:

Azul monocromo, Yves Klein, 1960

Y he recordado también ese conjunto de fotografías realizadas en los años 30 por Charles Clyde Ebbets y en las que aparecen grupos de obreros a lomos de las vigas que habrían de dar forma a míticos edificios de Nueva York como el Rockefeller Center. Funambulistas anónimos, sin misterio y sin ceremonia.

Lunchtime atop a Skyscraper, Charles C. Ebbets, 1932

Estos operarios, a la par desafiantes y despreocupados, no han ilustrado otra cosa que no sea la épica del esfuerzo y del trabajo que tanto ha ensalzado la sociedad norteamericana. Su esclavitud, su explotación terrible es evidente, y sin embargo su libertad, ahí subidos, es mayor que la de aquellos que luego ocuparán y poseerán esos edificios.

Por su parte, el pintor alemán Caspar David Friedrich llevó a su Viajero (1818) justo hasta el borde de la nada, ante un mar de nubes, límite y paradigma de la estética romántica.

Der wanderer über dem Nebelmeer (El caminante sobre el mar de nubes), Caspar David Friedrich, 1818

Pero el preciso lugar en el que el Viajero de Friedrich se detiene satisfecho a contemplar la inmensidad es el punto exacto en el que Yves Klein y Philippe Petit toman el relevo. Klein dejó escrito: No basta tan solo con decir o escribir que he superado la problemática del arte. Hay que haberlo hecho realmente. Yo lo he hecho. Para mí la pintura ya no está en conexión con el ojo actual: está en conexión con la única cosa en nosotros que no nos pertenece: con nuestra VIDA. Pero mientras Klein irremediablemente cae -meteoro de la neovanguardia que se consume demasiado pronto- Petit completa su recorrido, baila, ríe, retorna, y vuelve a empezar. Yves Klein es puro corazón que se arroja (por cierto, en falso); a Petit, en cambio, le asiste por igual la técnica y la poesía, y su itinerario es tan real como la muerte, o como la vida.

Un funambulista -digámoslo ya- es algo así como un domador del vacío. Desarrollar el equilibrio adecuado exige disciplina, y su ejercicio puede costar la vida, pero la recompensa es la libertad más absoluta. Es eso lo que (me/nos) fascina del funambulismo. Al igual que la resolución del Laberinto para enfrentar a la Bestia, el juego de significados corredizos de la metáfora que se sostiene sobre el alambre es amplia y es también terriblemente hermosa. Es puro hueso o aire de metáfora. Dicen que mientras Philippe Petit cruzaba de un lado a otro las Torres Gemelas, el cable sobre el que andaba era, debido a la distancia, imperceptible para el público apostado a pie de calle, y así pues parecía estar moviéndose en el vacío. Philippe nos concedió la visión de lo inusitado, y la noción de que hasta el lugar más inaccesible pertenece a aquel que tiene el valor de conquistarlo.

-

(La fuente original de la información, y algunos vídeos, en esta dirección)

Man on Wire: un documental sobre el paseo realizado en 2008 por James Marsh

-
About these ads

Acerca de Rrose

http://maquinariadelanube.wordpress.com/595/
Esta entrada fue publicada en Arte, Ilustres y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Philippe Petit y los domadores del vacío

  1. Rrose dijo:

    Estos fueron los comentarios del artículo en su antigua ubicación:

    fetuza dijo
    Acabo de llegar a maquinarias de la nube, me has hecho recordar la apasionante noche que pase conun funambulista que atravesó la plaza de Úbeda a bastantes metros de altura.
    Me ha gustado mucho lo que he visto volveré con frecuencia. Un blog original y diferente que merece la pena visitar
    saludos
    24 Septiembre 2006 | 11:55 PM

    Antonio Alviárez dijo
    Un gran descubrimiento sin duda alguna, muy interesante el blog, con cierto aire de misterio e intelectualidad.
    Un saludo
    25 Septiembre 2006 | 11:03 AM

    Koffu dijo
    Estremecedor.
    La figura del funambulista siempre me ha inspirado mucho. El equilibrio entre la nada, la caída y el poder sobre lo inalcanzable… es sobrecogedor solo pensarlo.
    Te superas Rr.
    Un beso.
    25 Septiembre 2006 | 01:47 PM

    max dijo
    siempre te leo con piel de erizo.
    26 Septiembre 2006 | 10:42 AM

    Snake dijo
    Mis aplausos Rrose por conseguir ser mencionado en la página principal de “La Coctelera”.
    No todos son los elegidos, y desde luego te lo mereces por tener un blog tan personal y original.
    Así sigan los años tio!
    26 Septiembre 2006 | 07:48 PM

    Rr dijo
    Pos nu sé qué decir, la verdad.
    En primer lugar: MUCHAS GRACIAS A TODOS por leer estas filias mías. Seguiré por aquí mientras me queden cosas por contar/inventar. También los que leéis y comentáis formáis parte de esta maquinaria divergente.
    En segundo lugar quiero comentar algo más acerca de Philippe Petit. Aunque finalmente decidí no aludir directamente al atentado terrorista de las Torres Gemelas, vosotros mismos habréis caído en la cuenta de que la gesta de Petit ha cobrado desde el 11-S un significado especial.
    Recordar el paseo de Petit es recordar una de los episodios más hermosos de esos dos magníficos edificios, ya perdidos. La alevosía poético-gimnástica de Petit se revela como la antítesis más absoluta del miedo y la ignorancia que el terrorismo integrista representa.
    Petit vive prácticamente aislado en una granja, y no tiene televisión (y bien que hace). El 11 de septiembre de 2001 recibió una llamada de teléfono a la que no podía dar crédito. Salió de casa y acudió a la de un amigo para ver por la tele el desastre. Hemos de imaginarnos sus sensaciones al contemplar semejante espectáculo…
    En tercer lugar, dar las gracias a Kola, que me ayudó a traducir del inglés las palabras más complejas en los textos de que me he servido para perjeñar el mío.
    un abrazo
    27 Septiembre 2006 | 01:00 PM

    la escapa•ratista dijo
    Es precioso, lo que cuentas y cómo lo cuentas, y las fotos. Me ha encantado.
    5 Octubre 2006 | 02:25 PM

    Ulalume dijo
    Simplemente un post magnífico.
    ¿Dónde puedo encargar una nube?
    10 Diciembre 2006 | 02:07 PM

    t red dijo
    Oh, merecidamente ponderado este post.
    La idea del funambulismo dota de sensaciones extrañas a lo que es la cotidianidad. Atravesar un alambre suspendido en al aire, aprehende todo lo que es el coraje y la belleza.
    Como metáfora, el funambulismo implica un desafío, una aventura, una bifurcación…
    Querría volver a ver a aquel funambulista vestido de un rojo fuerte rojo atravesando la línea entre la vida y la muerte…
    Dixit la maquinaria de la nube, lo esencial.
    20 Enero 2007 | 09:16 AM

    Antonio Toribios dijo
    Muy interesante este post sobre funambulismo. Recuerdo haber leído la azaña de Petit en un Selecciones del Reader Digest’s.
    Tengo un relato escrito y publicado sobre un funambulista que te puedo enviar si tienes interés.
    Saludos
    AT
    17 Septiembre 2007 | 02:49 PM

    Rr dijo
    Hola Antonio,
    perdona que haya tardado tanto en contestar. Si aún estás en disposición de enviarme ese relato yo lo recibiré con gusto y prometo, como mínimo, echarle una ojeada (mi tiempo no da para mucho más, lo siento). Puedes enviarlo al correo de contacto de la maquinaria (al final de la columna de la derecha).
    21 Septiembre 2007 | 10:22 PM

    pablo dijo
    Por añadir algo, un poco de funanbulismo cinético.

    Mi insomnio es más llevadero buzeando en éste y otros post de tu nube.
    10 Enero 2008 | 03:36 AM

    Pablo dijo
    Hola de nuevo.
    … reeditando comentarios pasados.
    Supongo que esto te interesará:

    Aunque aviso, el trailer es un tanto grimoso. Le sobran unos cuantos hollywoods. Esa grave voz en off exaltando los sueños de un hombre y sus hazañas y sus etceteras…
    Aun así sigo buscando la película. Tengo mucha curiosidad por saber cómo son las imágenes en 16mm que grabaron sus colegas.
    Terminaran pasandola por la Dos en algún aniversario del 11S
    Llegue al trailer desde aquí:

    http://www.mexicanpictures.com/headingeast/2008/08/walking-as-art

    …que leyendo su crítica tengo la sensación de que cree que es un falso documental.
    En fin. Voy a desconectar un poco internet no sea que encuentre más ramas por las que caminar indefinidamente.
    30 Septiembre 2008 | 09:25 PM

    Rr dijo
    Hola Pablo,
    voy a empezar a pensar que eres tanto o más inquieto que yo mismo. Maravillosa información la que me traes! No sabía nada acerca de ese documental! Y sí, estoy de acuerdo contigo, a saber qué tono le habrán dado, pero digo como tú, lo pongo en caza de captura desde ahora mismo.
    Mil gracias por tu interés y tus hallazgos ;)
    P.D: pasé por alto hace no sé cuantos meses el vídeo de Harol Lloyd. Mil perdones… a veces se me pasan algunos comentarios..
    1 Octubre 2008 | 04:24 PM

    Bashevis dijo
    Doy el aviso… Parece ser que ya han aparecido algunas copias verdaderas en la mula (ya que previamente me he bajado algun que otro fake en busca de Man on Wire…)
    Aun no se ha descargado, pero todo apunta a que viene con subtitulos incrustados en frances… habra que ver. El caso es echarle una ojeada. Ya me hice en su dia con un ejemplar de “Alcanzar las nubes”… Ahora tengo pedido el “Tratado de funambulismo”… queda ver el modo en que tratan el tema en esta ocasión (viendo el trailler miedo me da…).
    Un saludo Rr!
    25 Enero 2009 | 10:51 AM

    Rr dijo
    Gracias Bashevis,
    tomo nota. Menos mal que me tienes informado. ¿Está previsto que el enlace pase a Divx Clásico o a CineClásico??
    (acabo de ver en la mula un archivo que pone “v.o. con subtítulos en español” ¿Será otro fake?)
    Saludos ;)
    25 Enero 2009 | 12:36 PM

    Bashevis dijo
    Vuelvo y te confirmo la existencia de un DVDRip y subtitulos en castellano (latinoamericanos)!
    Me has puesto sobre la pista, jeje, en CineClasico no entra por las reglas de año de producción que pusimos hace un tiempo, asi que no se podria publicar. Pero me he dado una vuelta por DivxClasico (pagina en la que no colaboro y tenia un poco olvidada) y Tachan! alli esta la copia y los subtitulos ya publicados.
    Nose si tienes acceso a Divxclasico, de todos modos te comento que ellos enlazan a la copia que lleva por titulo [走钢丝的人].Man.On.Wire.2008.DVDRip.XviD-VoMiT.avi, la cual pesa 701.16 Mb.
    Y los subtitulos se encuentran aqui; http://www.solosubtitulos.com/descargar-subtitulos/p26804.html
    ….
    Entre los dos hemos resuelto el problema, un saludo y a disfrutarla. Ya comentaremos impresiones!
    25 Enero 2009 | 01:02 PM

    Rrose dijo
    Sí! tengo acceso a Divx. Rulando!! gracias
    25 Enero 2009 | 01:16 PM

    Pablo dijo
    gracias por el chivatazo Bashevis
    Bajando va
    25 Enero 2009 | 01:18 PM

    Bashevis dijo
    Rr como va! Se te ha descargado? Jeje, yo le he podido echar un vistazo por encima… efectivamente hay imagenes de archivo (en un estado genial por cierto) de los entrenamientos, el preparatorio, la azaña de notre dame, etc. El resto reconstrucción del 7 de agosto y entrevistas a los implicados… A ver si lo veo entero y con mas calma…
    Estoy viendo ahora las escenas de Notre Dame y la verdad, sigue resultando de un potencial visual helador…
    Salud!
    1 Febrero 2009 | 05:45 PM

    rrose dijo
    Hola Bashevis,
    sí, lo ví hace unos días. Creo que el documental no ha superado mis expectativas, pero sí, merece mucho la pena verlo, y es cierto, tiene imágenes “de archivo” presentadas en una calidad que excede a lo que yo esperaba en este sentido. Es hermoso y emocionante, pero es que si el director no logra sacar algo hermoso y emocionante de esta historia hubiera sido para sacarle el corazón con una cucharilla (de café).
    Por cierto, los subts que he encontrado no me han gustado nada y los estoy corrigiendo, pero no tengo ni idea de cuando voy a terminar, porque son larguísimos y no dispongo de mucho tiempo.
    Salutem pluriman! ;)
    1 Febrero 2009 | 06:31 PM

    J.C. Rubio Jiménez dijo
    Muy bonito. He alucinado con este blog.
    Felicidades
    14 Febrero 2009 | 05:54 PM

    Mick dijo
    También existe una traducción del libro de Petit al castellano, por si os interesa, se llama “Alcanzar las nubes” y está editado por Alpha Decay.
    http://www.alphadecay.org
    Un saludo!
    25 Febrero 2009 | 07:27 PM

    Rebeca dijo
    APABULLANTE… Y HERMOSO :)
    18 Abril 2009 | 11:48 AM

    anahi dijo
    felicidades por el blog!
    por cierto he intentado entrar en la pagina de divx clásico para descargarme la pelicula de petit, y al no ser ususario no he podido, pero tampoco veo la forma de registrarme,
    alguien me podría decir como registrarme?
    28 Julio 2009 | 06:20 PM

    luis dijo
    en este blog aparece exactamente la misma informacion

    http://salitre10.blog.com.es/2009/04/17/philippe-petit-5958893/

    29 Julio 2009 | 12:19 AM

    Rr dijo
    Hola Luis,
    gracias por el aviso. El artículo original es el mío, así que ya le he dejado la oportuna notificación al autor del otro blog. Espero que colabore…
    Saludos
    29 Julio 2009 | 09:51 AM

    hohmann dijo
    hola. soy un gran admirador de Petit, Si te interesa, compuse una canción inspirada en él.
    Puedes oirla en http://www.myspace.com/srhohmann
    La canción se llama “PAJARO LIBRE”
    Un saludo!
    12 Septiembre 2009 | 12:21 AM

    andres alejandro marin velasquez dijo
    El funambulismo de petit, es mas que destreza y pura habilidad, es poesia es inspiracion, por lo menos para mi que empiezo en este mundo, gracias por la exprecion de tu existencia, no puedo comentar lo infinito de aquilibrarse en la cuerda floja o en la tensa, en el circo o en la vida, pero recordando que no hay nada mas motivador que una ovacion, en un simple aplauso, y sin perderse en conversaciones personales, mi personal criterio se nutre con ese gran reto de superar el miedo al vacio a la muerte, como el budista que medita en la vida su preparacion para la muerte, asi es mejor vivir la vida, aunque amandola vivificarla, para vivir una sola unica e inigulable.
    15 Octubre 2009 | 06:00 PM

    goulue dijo
    preciosa la frase final, con tu permiso me la apunto como cita
    14 Diciembre 2009 | 08:43 PM

    baby dijo
    lo mas increible es poder ser libre y como aquellas foto lo demuestran espectacular sin palabras lo mejor el funambulismo ahy que tener cojones para hacer aquello o debe gustarte mucho el desafio
    26 Enero 2010 | 08:23 PM

    • NC dijo:

      Siempre me impresionó la foto de Yves Klein saltando al vacío, aunque como es lógico, no se dio de bruces con el asfalto. Pero la foto está lograda. Muy buen post.
      Saludos

  2. Rrose dijo:

    Gracias, este es de los más antiguos. Si lo escribiera ahora creo que lo haría de otro modo… Sí es cierto que dicen que la fotografía está trucada, pero no sé exactamente cómo. Debería tratarse de un fotomontaje, pero la verdad es que no lo noto. Quizás con una imagen a mayor tamaño… ¿Y si lo hizo realmente?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s